Día 1

En Purmamarca le recomendamos dejar el auto y caminar por el pintoresco casco
histórico; todo queda cerca, podrá ubicarse rápidamente y reconocer las áreas peatonales.
Para comer existe un gran número de locales gastronómicos, con variada oferta de precios y
tipos de comida.

Qué visitar alrededor de la Plaza 9 de julio: el Cabildo histórico; la Iglesia Santa Rosa de 1648;
el Algarrobo histórico; la feria y negocios de artesanías en las calles cercanas. Para sacar las
mejores fotografías del Cerro de Siete colores le recomendamos hacerlo: desde la puerta de la
iglesia, desde el Mirador geológico en el acceso al pueblo, o desde el Mirador El Bobal que
permite ascender al Cerro Morado y tomar imágenes aéreas del lugar. Caminata al mirador y
ascenso al cerro: 45 minutos,  de dificultad media, no recomendable con niños pequeños o
ancianos.

Día 2

Le recomendamos el Circuito de Salinas Grandes, a 60 km de Purmamarca por la Cuesta de
Lipán, RN 52, este paseo tiene una duración de 3 horas aproximadamente.
En Aguas Blancas, a 35 km de Purmamarca, se puede fotografiar “La tortuga gigante”, una extraña formación de tres rocas paralelas que semejan una tortuga que camina.
La segunda parada obligada será Abra de Potrerillos a 4170 m.s.n.m, donde un cartel marca el punto más alto de la cuesta. A partir de allí el camino empieza a descender hasta llegar al salar (3200 m.s.n.m), al cual se puede ingresar para ver cómo trabajan los salineros en los “piletones” y comprar artesanías en piedra o sal. Es importante llevar agua y comida durante el paseo porque no existen servicios en la zona; también no debe olvidar pantalla solar, sombrero y anteojos oscuros. En la Terminal -calle Rivadavia- se estacionan los remises que hacen a diario este recorrido por un precio razonable.

A la tarde le sugerimos ascender al Mirador El Porito que es de baja dificultad y luego seguir por el Paseo de los Colorados, un sendero de 3km de largo que seguramente le insumirá más tiempo del previsto por la belleza del paisaje, se estima una caminata de 1 hora aproximadamente y de baja dificultad.
En lo que resta del día puede continuar conociendo cada una de las calles del poblado y hacer compras, pues hay mucho y variado para ver.

Día 3 y 4

Partiendo de Purmamarca y transitando la RN 9 podrá visitar todos los pueblos y atractivos de la Quebrada de Humahuaca. La Quebrada se inicia en el pueblo de Volcán, 20 km al sur de Purmamarca y abarca hasta un poco más allá de la localidad de Humahuaca, 60 km al norte. El recorrido de los sitios turísticos más importantes se puede hacer en un día, aunque es recomendable, si dispone de más tiempo, hacerlo en dos jornadas.

Hacia el sur, en la localidad de Volcán podrá visitar la Feria Campesina ubicada en un antiguo
edificio del viejo Ferrocarril. Esta feria convoca a artesanos de la Quebrada y Puna Jujeña que
ofrecen productos artesanales en lana de oveja y fibra de llama y también algunos productos
de cerámica.

Posta de Hornillos, a 12 km de Purmamarca en dirección norte, por la Ruta 9. No es un pueblo sino un Museo histórico en lo que fuera una Posta durante la época colonial. El guía del lugar lo llevará por la cocina, los dormitorios, los patios y calabozos de la casona, con una valiosa exposición de objetos y muebles. A pocos metros de la construcción principal y dentro del mismo predio está la diminuta iglesia que concluye el recorrido. (Horario: Miércoles a lunes, de 8.30 a 18 hs. Visita de 1 a 2 horas; muy recomendable con niños).

Unos kilómetros más allá aparece el pueblo agrícola de Maimará. La ruta 9 lo bordea por la
izquierda, aunque también es posible atravesarlo por la avenida central hasta empalmar
nuevamente la ruta en el otro extremo. En el acceso norte al pueblo, siempre sobre ruta 9, es
recomendable detenerse a sacar fotografías del cementerio, ubicado sobre la ladera de un
cerro con un fondo montañoso espectacular: “La Paleta del Pintor”. A mano izquierda del
camino, en ese mismo lugar, se ubica la Cooperativa Cauqueva que comercializa productos
andinos como quinoa, amaranto, papines de gran variedad, etc. y también un local comercial
con tejidos de muy buena calidad de la Red Puhna.

A continuación, entre las localidades de Maimará y Tilcara, se halla el ingreso a la Quebrada de
Huichaira, donde se destacan formaciones rocosas y arenales increíbles. Entrando por esta
quebrada desde la ruta 9 y transitando 4 km por un camino de tierra, aparece el Museo de
fotografía MEC – Museo en los Cerros- inserto en un paisaje despoblado y a la vez
deslumbrante, con una colección permanente de obras fotográficas de grandes artistas. En
verano el camino puede estar intransitable por lluvias. (Horario: Martes a domingos de 10 a 14 hs.)

Volviendo a la RN 9 y en tan sólo 1 km se llega a Tilcara. Se trata de una ciudad en franco
crecimiento y bastante poblada; con numerosos negocios, museos, salas de exposiciones y
todo tipo de servicios para pasar el día. El mayor atractivo aquí lo constituye el Pucara, un
yacimiento arqueológico omaguaca situado sobre un cerro cercano y reconstruido en parte
por los arqueólogos de la UBA. (Horario: Lunes a domingos de 9 a 18 hs. Dificultad baja.
Duración del paseo: 1,30 hora). En la base también se ve el Jardín botánico de altura con numerosas especies de cactáceas y plantas nativas. Con el mismo ticket del Pucara es posible ingresar luego al Museo Arqueológico, frente a la “plaza grande”, en el centro de Tilcara. A una cuadra de allí, en la “plaza chica”, se encuentra la Iglesia San Francisco, con pinturas cuzqueñas y un estilo similar a todas las que verá a lo largo de la Quebrada, las cuales valen la pena visitar una a una.

Un paseo muy recomendable es también La Garganta del Diablo en las afueras del poblado,
desde donde se tiene una espléndida vista de la Quebrada de Humahuaca. Se ingresa unos
kilómetros en auto por un camino de cornisa, 7km, 35 minutos aproximadamente y luego se sigue a pie si
es que desea llegar hasta la vertiente de agua, nacimiento de esta Garganta, de dificultad media, 35 minutos. Las lluvias de verano pueden afectar el buen estado del camino.

Continuando unos 15 km más por la ruta 9 arribará a Huacalera. Antes de entrar al pueblo
para ver el Monolito- Reloj de sol que marca el Trópico de Capricornio. La iglesia aquí (siglo
XVII) es una joya de la arquitectura colonial que conserva pinturas cuzqueñas como “El casamiento de la Virgen” y “El Bautismo de la Virgen”. Otro atractivo aquí es el famoso grupo montañoso “La pollera colla” o Mesón Yacoraite de sorprendentes colores y formas que encierran una historia geológica de millones de años.

Otros 15 km más al norte se ingresa al pequeño pueblo de Uquía. En el centro del poblado está la plaza con algunos artesanos y la capilla que se destaca por su hermoso retablo tallado y laminado en oro y una de las colecciones de pintura de la escuela cuzqueña más importantes del país: los Ángeles arcabuceros -ángeles armados-. Detrás de Uquía, subiendo el cerro, encontramos un sitio verdaderamente impactante: la Quebrada de las Señoritas con extrañas formaciones geológicas, caminata de 3 horas de dificultad media. Sobre La Banda, frente al pueblo, funciona una Reserva y criadero de Vicuñas. Para ingresar a esta propiedad se debe cruzar el puente del Río Grande y buscar la cartelería indicativa que lo llevará a “El Molino”.

Finalmente y luego de transitar 10 km más desde Uquía se llega a Humahuaca. Esta es la ciudad más grande de la Quebrada con numerosos servicios: dos estaciones de combustible, banco, correo, etc. También hay todo tipo de locales comerciales para comer y comprar. Sobre la plaza central a las 12 hs del mediodía, el reloj del Cabildo mueve una imagen mecánica de San Francisco de Asís que bendice a los presentes. No deje de visitar la iglesia que también tiene pinturas e imágenes pertenecientes a la escuela cuzqueña y el Monumento a los Héroes de la Independencia con escalinatas para subir y tomar fotografías de la plaza, los cerros y la antigua Torre de Santa Bárbara. Un atractivo a descubrir son las angostas calles empedradas y los faroles y casas del centro que conservan el estilo colonial y remiten al esplendor que tuvo esta ciudad en los siglos pasados. A 10 km del pueblo está el yacimiento arqueológico de Coctaca que cubre unas 40 hectáreas y, aunque no tan popular, contiene las ruinas precolombinas más extensas del Noroeste que todavía no han sido totalmente excavadas ni restauradas. En verano el camino a las ruinas suele ser intransitable por lluvias. Otro sitio cercano para llegar es el Mirador natural de Peñas Blancas, 2km desde el puente del Río Grande, de dificultad baja. Se puede ir también en auto.

Para finalizar, un imperdible: Las Serranías de Hornocal que están a 25 kilómetros de la ciudad de Humahuaca. La ruta de ripio es transitable en auto común pero no apta para colectivos y se recomienda no aventurarse en verano sin consultar. Estas serranías, a 4.300 msnm, muestran una gama única de colores, por la altura y el ancho de sus vetas, desde el pie hasta la cima del cordón montañoso. Un paisaje soñado y conmovedor.