Los rituales de este día corresponden a las creencias que mantiene la gente del lugar acerca de la muerte y su significado, una mezcla de elementos católicos y paganos que se reconoce muy claramente como en ninguna otra fecha.

El Día de las almas es un culto privado de los deudos y amigos del difunto que consideran que su alma los visita el mediodía del 1°  de noviembre y se va el 2 a la misma hora. Se preparan ofrendas de pan, bebidas y comidas para esperar a las almas y al día siguiente se visita el cementerio donde se colocan coronas de flores de papel multicolores sobre las tumbas.